Baix Llobregat

Guía de comarcas
El Baix Llobregat se caracteriza por ser una comarca especialmente festiva. Tanto en eventos religiosos como populares, los bailes y las ferias están asegurados. En cualquier caso, siempre hay una oferta de eventos históricos y culturales que la hacen única en el país.

La Revolución Industrial la afectó de lleno pero, pese a todo, no perdió una tradición agrícola milenaria. Además, en esta comarca, se encuentra uno de los accidentes geográficos más importantes de Catalunya: la montaña de Montserrat.

· Visitar los restos arqueológicos de las Mines de Gavà.
· Hacer un itinerario por la montaña de Montserrat.
· Ver la Pasión de Olesa y la de Esparreguera.
· Pasear por el Pont del Diable en Martorell y ver las termas romanas de Sant Boi de Llobregat.

· Conocer el belén viviente de Corbera de Llobregat.
· Visitar la Fira de la Candelera de Molins de Rei o la de la Primavera de Martorell.
· Practicar deportes náuticos en el Canal Olímpic de Catalunya.
  • Provincia: Barcelona
  • Extensión: 1660
  • Habitantes: 806799
  • Web: CA[http://www.elbaixllobregat.cat]

Situación geográfica

El Baix Llobregat está situado en la valle del río Llobregat, aunque limita con las montañas de Montserrat. La comarca está rodeada por otras seis: al norte, por el Barcelonès y el Vallès Oriental; al oeste, por el Bages y Anoia; al sur, por el Alt Penedès y el Garraf, y, al este, por el mar Mediterráneo, donde desemboca el río Llobregat formando un delta.

La Cordillera Prelitoral y la posterior depresión atraviesan la comarca, que queda encajada entre la cordillera de Collserola y el macizo del Garraf.

Clima

El clima es mediterráneo litoral aunque, como consecuencia de la orografía, no es uniforme en toda la comarca. Por eso, en las zonas costeras, la temperatura es más cálida que en el interior. Los inviernos son temperados y las precipitaciones caen con más intensidad durante los meses de otoño, sobre todo en la parte de Montserrat.

Actividades económicas

La actividad principal de la zona siempre había sido el sector agrícola, aunque después de la Revolución Industrial barcelonesa, sobretodo los municipios más próximos, recibieron un alud de población y se acabaron convirtiendo en ciudades dormitorio de la capital catalana. Aun así, hoy en día la agricultura se mantiene gracias a las políticas de protección como la que ofrece el Parc Agrari, impulsado por la Diputació de Barcelona.

Pese a todo, las posibilidades geográficas de la zona, su superficie llana, los abundantes recursos de agua y la proximidad con Barcelona provocaron que se introdujera un fuerte tejido industrial que acabó siendo uno de los más importantes del país. Eso sí, actualmente, el sector de servicios es el que más gente ocupa de la comarca, gracias a la fuerte red comercial de la zona y a los servicios turísticos que ofrece.

Historia

Los restos encontrados en el interior de las cuevas de Montserrat, en el municipio de Collbató, o las del Parc Arqueològic de les Mines de Gavà demuestran que el Baix Llobregat fue una zona poblada ya en el Neolítico. También se han encontrado restos posteriores en Begues, Corbera de Llobregat o en Pallejà.

Posteriormente, la época romana fue próspera para la zona, gracias en parte a la Via Augusta, como demuestra la presencia del Pont del Diable (siglo II aC), en Martorell, y las termas que se conservan en Sant Boi de Llobregat.

De la época visigoda no quedan demasiados vestigios, pero sí se sabe que fue una de las fronteras entre el mundo andalusí y el cristiano, a finales del siglo VIII. De esa época es el castillo de Castellví, una de las numerosas fortificaciones levantadas para proteger ambos territorios.

En la Edad Media proliferaron las masías catalanas, con los grandes campos de cultivo que estaban en manos de señores feudales. Pese a todo, en el siglo XV se decretó la emancipación de los payeses, y eso dio nuevas energías a la gente de la zona, que la convirtió en un centro de producción importante para Barcelona.

Durante el siglo XIX se produjo la Revolución Industrial en Cataluñnya y el río Llobregat se convirtió en algo indispensable para las nuevas fábricas que necesitaban los recursos hidráulicos.

Finalmente, ya en el siglo XX, la población de la zona experimentó un crecimiento impresionante a partir de los aludes migratorios que se produjeron en Catalunya en los años veinte, pero, sobre todo, con las posteriores de los años cincuenta y sesenta.

Las tradiciones de la comarca están muy arraigadas en su gente. Solo así se explica la impresionante participación en las pasiones celebradas en Esparreguera y en Olesa de Montserrat, o en el belén viviente de Corbera. Además, cualquier persona puede disfrutar de las ferias que aún se celebran en el Baix Llobregat, como la de la Primavera de Martorell o la Candelera de Molins de Rei.

Qué ver

La comarca del Baix Llobregat conserva diversos monumentos arquitéctonicos de gran valor. Algunos son de tipo eclesiástico o religioso, como la iglesia barroca de Sant Baldiri, en Sant Boi de Llobregat, en el interior de la cual se encuentra la tumba de Rafael Casanova. Otros ejemplos son la ermita románica de Santa Maria de Puig, en Esparreguera, la iglesia románica de Sant Ponç de Corbera, en Cervelló, la Torre de la Miranda, de estilo mudéjar, en Cornellà de Llobregat, o la iglesia modernista de Sant Esteve, en Cervelló.

La comarca también está llena de restos históricos; se pueden ver en el Museu Municipal de Molins de Rei, en el Parc Arqueològic de Gavà o en el Museu de Sant Boi de Llobregat, con las termas romanas, muestra de asentamientos de aquella civilización en la zona. Aunque, una de las construcciones romanas más espectaculares es el Pont del Diable de Martorell, que atraviesa el río Llobregat. De esta localidad también es necesario destacar el yacimiento arqueológico de Santa Margarida.

En cuanto al patrimonio cultural, es necesario destacar el núcleo histórico que conserva Corbera de Llobregat. Por otro lado, también es interesante descubrir las cuevas de salnitre en Collbató, una maravilla de la naturaleza.

Qué hacer

El Baix Llobregat tiene en la montaña de Montserrat un parque natural para hacer todo tipo de itinerarios de senderismo. Desde el municipio de Collbató salen algunas rutas hacia el monasterio de Montserrat, como la de Sant Jeroni y la del Camino de los Peregrinos.

Por la vertiente del litoral también se puede seguir un recorrido por el Delta del Llobregat que parte de Viladecans.

Aparte, la comarca ofrece rutas culturales como el itinerario modernista de Sant Joan Despí; la que sube hasta el mirador del Castellot, a Castellví de la Marca, o la que lleva hasta las ruinas del castillo románico de Castellciuró, de Molins de Rei.

La oferta deportiva del Baix Llobregat es muy diversa gracias a instalaciones como el Canal Olímpic de Catalunya, en Castelldefels, o el Parque Deportivo de Cornellà de Llobregat. Hasta se pueden hacer expediciones de espeleología por el macizo del Garraf.

Eso sí, si hay una actividad rica en variedad esa es, sin duda, la de las fiestas y tradiciones. Las más conocidas son las de tipo religioso como la Pasión de Olesa, en Olesa de Montserrat, la de Esparraguera, o el Pessebre Vivent de Corbera de Llobregat.

En la comarca aún tienen mucho peso las ferias que se celebran en diversas épocas del año. La de la Candelera de Molins de Rei, la Feria de la Purísima de Sant Boi de Llobregat y la Feria de la Primavera de Martorell son algunos ejemplos.

Finalmente, en cuanto a propuestas culturales, es necesario mencionar el Festival de Música Catalana de Sant Boi y el Festival de Teatro y Animación en la Calle en Viladecans.

¿QUE TENEMOS CERCA?
Baix Llobregat
  • Baix Llobregat

  • Costa Barcelona

  • Baix Llobregat
  • Baix Llobregat

  • Costa Barcelona

También te puede interesar
#CatalunyaExperience nº3
Revista #CatalunyaExperience nº3
desktop_mac tablet_mac picture_as_pdf
Revista #CatalunyaExperience Nª2
Revista #CatalunyaExperience Nº2
desktop_mac tablet_mac picture_as_pdf
#CatalunyaExperience nº1
Revista #CatalunyaExperience nº1
desktop_mac tablet_mac picture_as_pdf